Coronavirus y Salud Mental – Consejos para PAS


Tan invisible como este virus que puede afectar nuestra salud física, es la amenaza que está experimentando nuestra salud mental. Es invisible y suele quedar relegada, hasta que aparece en forma de síntomas que ya dan cuenta de un deterioro en nuestro equilibrio.


Aparece en forma de emociones, pensamientos y conductas que desestabilizan nuestro bienestar.


Es por esto que hoy deseo acercarles información, desde el ámbito de la salud mental en general, y considerando el rasgo de la Alta Sensibilidad en particular.


Hoy en día, esta enfermedad es experimentada como una sensación de peligro constante para toda la humanidad. Ante esto, se nos han dado las indicaciones pertinentes para cuidarnos del contagio y, en muchos países, se están tomando medidas determinantes para frenar la escalada de contagio, tales como el cierre de ámbitos educativos y laborales, así como la limitación de la circulación en la vía pública, entre otras.


Creo que esto es lo primordial a tener en cuenta, ya que esta información es la que necesitamos para desenvolvernos en nuestro día a día previniendo el contagio, sea cual sea nuestra situación actual. Con esto me refiero a que toda otra información podría considerarse como extra y, en ciertos casos, innecesaria para el cuidado de nuestra salud mental. Como extra podemos considerar todos aquellos videos y audios con mensajes que transmiten dolor y desesperación, como así también una sobreexposición a datos como cifras de contagiados y de muertes que se producen día a día. Ante esto te sugiero que, cada vez que vas a buscar información o te encuentres con la misma, por ejemplo, en redes, te preguntes: ¿estoy preparado emocionalmente en este momento para procesarla?, ¿esta información me resulta realmente útil?, ¿podré hacer algo productivo con la misma?


Por supuesto que necesitamos mantenernos informados; sin embargo, por todo lo anterior, sugiero limitar la información que consumimos. Una opción viable es decidir informarnos sólo una vez al día, y mucho mejor si esto se hace a través de noticias escritas que a través de imágenes televisivas. Hago especial hincapié en esto por lo siguiente.


Aunque para toda persona es importante limitar la información que se consume en esta situación que estamos atravesando, tenemos que tener en cuenta que como PAS estamos mucho más atentas a todo aquello que pueda significar peligro o amenaza, por lo que tenemos que cuidar aún mucho más de nuestro equilibrio psicológico y emocional. Además, experimentamos intensamente nuestras emociones, y entre ellas está el miedo, el cual está reinando en estos momentos. Por esto, es necesario recordar que el miedo en un alto grado de intensidad, sumado al gran caudal de información que estamos procesando, puede llevarnos a estados indeseados de ansiedad y angustia.


Y esto está directamente relacionado con el segundo punto que deseo resaltar: la necesidad de fortalecer nuestro sistema inmunológico. Para evitar enfermarnos, es indispensable que nuestro sistema inmunológico se encuentre fortalecido. Para ello, no sólo es importante una buena alimentación y ejercicio físico, sino también cuidar nuestros niveles de ansiedad. El estrés reduce nuestras defensas y, así, es más fácil que podamos contagiarnos de cualquier enfermedad.


En función de esto, deseo acercarles algunas ideas que pueden resultarles útiles en estos momentos para evitar llegar a estados de sobreestimulación. Serán bienvenidas otras ideas que desees sumar en comentarios.


Por una parte, nos encontramos con la situación de salir a la calle, ya sea para realizar compras y autoabastecernos, ya sea por la obligatoriedad de ir a trabajar. En esto es importante que recordemos que ya tenemos la información necesaria acerca de la higiene personal y la distancia necesaria entre personas. Por lo cual, es importante que, al salir, recuerdes que si estás tomando todos las precauciones necesarios, ya es suficiente, te estás cuidando y te estás protegiendo. Estas son recomendaciones basadas en la ciencia (siempre debemos guiarnos por las transmitidas por fuentes fiables), por lo que están fundamentadas y son suficientes. Aún así, está la posibilidad de que, al momento de salir de casa, el temor surja. Ante esto, puede resultarte útil repetirte esta frase: “estoy tomando las precauciones necesarias y estoy protegido”.


Por otra parte, nos encontramos con todas las implicancias de pasar tanto tiempo en nuestro hogar. Y, ante esto, encontramos diferentes situaciones personales, por lo que en este artículo sólo daré ideas generales, que pueden servir a modo de ejemplo, para que cada quien pueda aplicarlas según su propia situación, gustos y necesidades.


De manera general, te resultará muy productivo hacer uso tu creatividad: cocinar recetas nuevas, hacer diferentes tipos de ejercicio físico que no has robado todavía, leer esos libros que quedaron en espera, escuchar música acorde a lo que estés necesitando en cada momento, hacer meditaciones. Asimismo, si tenés la posibilidad, cantar, pintar, dibujar, escribir, bailar… son actividades que te ayudarán a canalizar tus emociones. Considero importante limitar, en lo posible, el uso de pantallas. Y, en todo caso, si las vas a utilizar, que sea para buscar nuevas ideas para implementar en una rutina saludable.


En cuanto a la rutina diaria, realizar un cronograma de tu día a día puede ser muy útil al momento de manejar tus tiempos, llevar un orden de tus actividades y sostener un ritmo de vida saludable dentro de las variables que la situación nos permite hoy.


Si sos PAS, es muy probable que estés reflexionando en profundidad sobre lo que podemos aprender de toda esta situación. Te animo a que pongas por escrito tus reflexiones, ya que te resultará útil en lo personal, tanto hoy como más adelante. Y, si te animás, podés compartirlo con otras personas. Unas palabras de conscientización y ánimos, desde una perspectiva diferente, puede ser de gran ayuda para otros.


Si vivís solo, por favor, no pierdas la oportunidad de conectarte a través de videollamada o llamada telefónica al menos una vez al día con tus seres queridos. El contacto humano, aún de forma virtual, es necesario siempre, y más aún en estos días.


Por último, si ya estabas realizando un proceso psicoterapéutico, te recomiendo buscar la manera de sostenerlo. Están surgiendo con más fuerza las opciones online, por lo que podés consultar a tu terapeuta sobre esta posibilidad y sacarte todas las dudas que tengas. Asimismo, si no lo estabas realizando, pero hoy sentís la necesidad de hacerlo, te sugiero consultar por diferentes opciones. Hoy, más que nunca, es importante que puedas escuchar tus propias necesidades y atenderlas.


No estás solo. Estamos todos juntos en esto. Y entre todos vamos a salir adelante.


Les dejo un abrazo grande.



#saludmental #cuidadopropio #sobrreestimulación #estrés #ansiedad #emocionesintensas #conectarconotros #relacionessociales #creatividad

Personas Altamente Sensibles

Lic. en Psicología Leonor Cáceres

  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Icono negro Pinterest

 Córdoba - Argentina 

Derechos de Autor Ley 11.723  N°200521

Todos los derechos reservados © María Leonor Cáceres